Category Archives: Gestión

Industria conectada 4.0. Programa HADA

Estamos inmersos en una nueva revolución industrial, la de la industria conectada o industria 4.0. Esta nueva revolución industrial supone un océano de retos y oportunidades para el sector industrial, además de otros sectores que quieran extrapolar algunas acciones.

Industria 4.0, industria conectada

Si se aprovechan bien las oportunidades que se presentan, esta cuarta revolución industrial provocará un aumento de la competitividad de las empresas y se logrará un sector más fuerte. El sector industrial supone en España el 13% del PIB y da empleo al 11% de la población ocupada

Desde la Unión Europea se quiere dar un giro a la industrialización, es decir, se pretende reforzar el sector y  generar un proceso de reindustrialización, a fin de incrementar la incidencia en el PIB y la generación de riqueza dentro de la Eurozona debido a la influencia de la industria.

Hace unas décadas, se generó un movimiento de deslocalización de la industria en Europa, debido a que se consideró que los países más avanzados no debían de tener tanta industria. Por tanto se optó por trasladarla a países menos desarrollados.

Actualmente esa visión ha cambiado y ahora se considera que el nivel de industrialización es muy importante para el desarrollo de un país, es decir, los países más avanzados serán aquellos que dispongan de un potente entramado industrial.

Por eso, desde la Unión Europea se está potenciando el proceso de reindustrialización en Europa y se ha marcado el Horizonte 2020 como fecha para recuperar la primacía de la industria europea a nivel mundial y como motor de la innovación, perdida actualmente ante países como Estados Unidos, Japón, Corea y el despertar de China.

En España, desde el Ministerio de Industria, se ha lanzado la iniciativa “Industria conectada 4.0“, en la que se incluye el programa HADA, una Herramienta de Autodiagnóstico Digital Avanzada que permite a las empresas determinar su nivel de madurez digital. Este programa es complementa con otras dos iniciativas como son la “Agenda Digital” y la “Agenda para el fortalecimiento del Sector Industrial”.

 

Modelo de Transformación digital de la Industria

Modelo industria 4.0 - areas

Imagen cortesía del Ministerio de Industria

 

Entonces, ¿en qué consiste la herramienta HADA? ¿Para qué sirve y qué analiza?

HADA sirve para analizar el estado de madurez digital de la empresa o de Transformación Digital, y se comienza definiendo 4 áreas de influencia:

  • Aplicaciones de cliente: en la que se analizan las herramientas de interacción con el cliente y con el proveedor, como pueden ser aplicaciones móviles, plataformas web y redes sociales.
  • Datos digitales: en este caso se trabaja el Big Data y su análisis. No solo consiste en capturar los datos, sino en analizar posteriormente los mismos, es decir, aprovechar el potencial que nos ofrecen los datos para ayudar en la toma de decisiones estratégicas en la empresa.
  • Automatización: aquí nos encontramos con la utilización de las tendencias tecnológicas actuales y su aplicación directa. Tecnología como la de sensores (IoT o internet de las cosas), la impresión 3D, la robótica y los drones, así como la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR).
  • Conectividad: en la que se especifican herramientas como Cloud (sistemas de trabajo y almacenamiento en la nube) e IoT que facilita tanto la adquisición de datos como la conectividad de equipos y sistemas. Sin olvidarse de la importancia de la seguridad de todo el proceso, protegido gracias a las herramientas de ciberseguridad.

 

A partir de aquí, con la herramienta HADA, se va a realizar un análisis de 5 dimensiones clave en la estrategia y en los procesos de la empresa. Dentro de estas dimensiones, se marcan una serie de áreas de trabajo que marcarán las líneas de desarrollo a seguir por la empresa.

Modelo industria 4.0 concepto

Imagen cortesía del Ministerio de Industria

 

  • Estrategia de negocio y mercado: donde se evalúa la capacidad de adaptación de la empresa al entorno, analizando el mercado y la competencia, las inversiones, la capacidad de innovación y de procesos sostenibles de la empresa.
  • Procesos: en este apartado se identifica el nivel de digitalización de la empresa y las capacidades digitales del modelo operativo, la integración de sistemas y la automatización de dichos procesos.
  • Organización y Personas: para aplicar con éxito este modelo, es necesario evaluar la estructura de la organización, las relaciones laborales, las capacidades, habilidades y aptitudes de las personas, así como desarrollar un plan de formación para capacitar y actualizar adecuadamente a dichas personas, el principal capital de la empresa y la fuente de talento e innovación.
  • Infraestructuras: donde se estudian no solo las infraestructuras existentes, sino su capacidad de transformación y las posibles nuevas soluciones de negocio.
  • Productos y Servicios: recopilando y analizando datos que permitan evaluar la capacidad de incorporar tecnología a los productos y servicios existentes y desarrollando nuevas propuestas.

 

En definitiva, HADA permite una evaluación completa de la organización, ofreciendo a la empresa datos sobre aspectos clave a la hora de adaptarse a un modelo de Industria 4.0.

 

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”. Charles Darwin 

 

Y tú que opinas:

  • ¿Cómo piensas que influirá en el sector industrial la Industria 4.0?
  • ¿Conoces la herramienta HADA?
  • ¿Crees que es importante para las empresas el proceso de transformación digital?
  • ¿Ves más problemas o más oportunidades en esta nueva revolución industrial?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 
 
Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Emprendimiento corporativo en la industria

En un artículo anterior hablé sobre la figura del intraemprendedor. No obstante esta figura es solo una parte dentro de la cultura de empresa de emprendimiento corporativo.

Emprendimiento corporativo

Trabajamos con empresas, pero realmente no nos relacionamos con empresas sino con personas. De igual forma, no son las empresas las que innovan, son las personas. Por tanto, estamos viendo que las personas son el principal activo de las empresas. Entonces, si las personas son el principal activo de las empresas, ¿por qué no se les valora adecuadamente?

Uno de los factores que influyen a la hora de aprovechar el valor de los empleados es facilitar que puedan aportar propuestas a la empresa. Esas propuestas pueden ser de cualquier tipo: innovadoras, de mejora de clima, de mejora de resultados, de ahorro, nuevos proyectos,… Propuestas en las que el empleado demuestra su iniciativa, aporta su talento y compromiso a la empresa.

 

Las empresas con mayor nivel de compromiso presentan un 9% más de incremento en su cuenta de resultados

 

La innovación hace que las empresas sigan creciendo, ofreciendo nuevos productos y siendo más competitivas. Porque las empresas necesitan reinventarse, generar nuevas ideas y desarrollar nuevas líneas de negocio y, sobre todo, aprender e innovar.

En este sentido las personas comprometidas y emprendedoras son las únicas capaces de llevar a cabo proyectos innovadores con éxito, generar conocimiento, resolver problemas y además disfrutar con ello. 

 

¿En qué consiste el emprendimiento corporativo?

Fomentar una cultura de emprendimiento corporativo en el seno de una empresa es una buena manera de generar innovación. Pero para que todo esto llegue a buen puerto, es necesario crear una cultura empresarial que favorezca la aportación de ideas por parte de los empleados.

En eso consiste el emprendimiento corporativo, en crear los procesos que faciliten que el empleado sienta que puede aportar ideas, que se valorarán y que podrán ser tenidas en cuenta e implementadas.

Es posible que un empresario pueda preguntarse si, desde dentro de la misma empresa, sus empleados podrían ofrecerle esa innovación que busca. La respuesta es sí, desde el Emprendimiento Corporativo, un nuevo concepto que está despertando dentro de las organizaciones, y en el que destaca una figura, la del intraemprendedor.

El intraemprendedor es una persona con carácter emprendedor, que trabaja en el seno de una organización, de la cual no es dueño, desarrollando sus capacidades y su talento para generar nuevos proyectos (nuevas ideas de productos, servicios, negocios, líneas de trabajo,…). Eso sí, debe de contar con el respaldo y el apoyo de la Dirección y de la estructura de la que dispone la empresa.

 

¿Por qué no todas las empresas favorecen la figura del Intraemprendedor?

Emprender, aunque sea dentro de una empresa, implica equivocarse, fallar, errar. Son palabras que asustan a la mayoría de las empresas, que prefieren quedarse como están y no correr riesgos.

Pero vivimos en una época de cambios y de incertidumbre, lo que valía hace unos años, ya no vale ahora. Esto quiere decir que o aprendemos o no podremos adaptarnos a los nuevos tiempos, y aprender tiene sus riesgos.

Solo las empresas con claro interés por la adaptación al cambio, por el aprendizaje y por la innovación están dispuestas a asumir el riesgo a equivocarse. La capacidad de dar la vuelta a los errores, aprender de ellos y obtener beneficios está solo al alcance de intraemprendedores y organizaciones con la capacidad suficiente para permitir errores y animar a inventar, arriesgar e innovar.

Si una empresa quiere innovar es aconsejable que fomente una cultura de emprendimiento corporativo y que busque al intraemprendedor que hay dentro de su organización, o animar a los que tengan el perfil para serlo. Como he dicho antes, no podemos olvidar que emprender conlleva riesgo al fracaso, pero incluso del fracaso se pueden obtener beneficios, y sin duda, mucho aprendizaje.

 

El desarrollo de nuevos proyectos implica talento, determinación, pasión, y unas cuantas capacidades más que comparten emprendedores e intraemprendedores.

 

Ejemplos de innovación en empresa

Veamos ahora un par de ejemplos de productos creados por innovación. Uno creado a partir de un producto fallido pero planteando la posibilidad de utilizarlo para otra aplicación diferente y otro creado para dar solución a un problema existente.

 

Post-it

Este producto fué creado por Art Fry, un químico de la compañía 3M. En 1968, su compañero Spencer Silver había ideado un adhesivo con acrílico, que sin embargo fue desechado por su “escaso poder de sujeción”.

No obstante, Fry intuyó que, lo que en principio había parecido un defecto en el invento de Silver, podría resultar útil para fijar papeles de manera permanente sin dañar las superficies donde fuesen adheridos.

Después de un año y medio de desarrollo, se obtuvo el diseño final del producto: las notas Post-it. Se probaron en las oficinas de 3M y un 90% de las personas quedaron satisfechas con el nuevo producto, por lo que se inició su comercialización. 

 

Tipex

Este otro producto surgió en Estados Unidos gracias a una secretaria llamada Bette Nesmith Graham. Esta, al ver la cantidad de hojas que se tiraban con las nuevas máquinas de escribir, puso en práctica una solución similar a la que ya utilizaban los pintores. Colocó un poco de pintura blanca en una botellita de esmalte para las uñas, denominando a esta solución ‘Mistake out’.

Muy pronto otras secretarias se fijaron en la solución y comenzaron a pedir dichas botellitas. Sus amigos y uno de los proveedores de la oficina la impulsaron a comercializar el producto localmente.

 

Otros ejemplos de proyectos surgidos del intraemprendimiento son:

  • Billpoint, el sistema de pago de Ebay que cerró cuando adquirió Paypal en 2002.
  • Virgin Atlantic Airways lanzada en 1984 a partir de la empresa de discos Virgin.
  • La PlayStation de Sony lanzada en 1994.
  • El lenguaje de programación Java de Sun Microsystems lanzado en 1995.
  • Adwords de Google lanzado en el año 2000.

 

En Industria, el componente tecnológico es fundamental. Los avances tecnológicos están a la orden del día, por lo que la implicación de los empleados a la hora de innovar y crear nuevos proyectos, es un factor determinante a la hora de marcar diferencias con la competencia.

Potenciar el compromiso de las personas, poniéndolas en valor, destacando su marca profesional y permitiendo que puedan aportar todo su talento y creatividad al servicio de la empresa, es una de las ventajas que aporta una cultura de emprendimiento. Por tanto, el emprendimiento corporativo en el sector industrial, es una herramienta imprescindible para innovar, diferenciarse y ser competitivos.

 

¿Cuánto le cuesta a una compañía tener un equipo que sigue haciendo las cosas igual que hace años?… Innovar es una necesidad

 

Y tú qué opinas:

  • ¿Se fomenta en tu empresa el emprendimiento corporativo?
  • ¿Existe la figura del intraemprendedor dentro de tu empresa?
  • ¿Crees que el emprendimiento corporativo puede aportar valor a tu empresa?
  • ¿Te gustaría ser un intraemprendedor?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

 

Linkedin: marca profesional y transformación digital

¿Es Linkedin útil para las empresas del sector industrial? Se habla mucho acerca de la transformación digital en las empresas, pero ¿las redes sociales se incluyen dentro del proceso de transformación digital?

 

Linkedin: Marca profesional y transformación digital

 

Los tiempos están cambiando y las relaciones con clientes y proveedores también. Linkedin es una herramienta que nos va a ayudar a establecer y mantener contactos de forma más estrecha, tanto con los clientes, como con proveedores y otros profesionales del sector. Y también Linkedin es una herramienta que nos va a ayudar a mejorar la comunicación de la empresa.

Por otra parte, Linkedin ayuda a reforzar tanto la marca corporativa de la empresa como la marca de los profesionales que trabajan para la empresa. La suma de las marcas de los profesionales multiplica la imagen de la marca corporativa.

 

Marca profesional y marca corporativa

¿Es importante destacar la imagen de los profesionales que pertenecen a la empresa? Sin duda, pese a que trabajemos con una empresa, realmente lo que hacemos es relacionarnos con personas, y las personas son la imagen que se va a transmitir de la empresa.

Entonces, si contamos con buenos profesionales, ¿por qué no vamos a ayudar a que destaquen en las redes sociales? Los profesionales que trabajan para la empresa son los embajadores de marca, y van a ser los que mejor vendan la imagen de la empresa.

Es importante potenciar la marca de nuestros profesionales, así que es aconsejable que les enseñemos a utilizar Linkedin, no solo como red profesional, sino también como herramienta de trabajo para relacionarse con otros profesionales del sector.

Un perfil personal bien trabajado y que muestre el potencial de la persona y del profesional, también ayudará a potenciar la imagen que se percibe de la empresa. Como he dicho antes, trabajamos con empresas, pero realmente lo que hacemos es relacionarnos con personas, por lo que ese contacto directo con las personas es fundamental.

Además, podemos viralizar una noticia o información que nos interese, a través de la red de contactos de nuestros profesionales, permitiendo llegar a mucha más profesionales cualificados que si utilizáramos solo la página de empresa. Algo que se puede incrementar si además de compartir la información en los perfiles, también se comparte en grupos de interés relacionados con el sector.

Queremos trabajar con empresas solventes y cualificadas, pero sobre todo queremos trabajar con personas que sean profesionales solventes y cualificados que puedan ayudarnos. 

 

Herramienta de trabajo y transformación digital

La utilización de redes sociales no es la transformación digital, pero sí que utilización de las redes sociales forman parte de la estrategia de la empresa a la hora de realizar dicha transformación digital. Linkedin no es solo una plataforma para potenciar la imagen de los profesionales, también es una herramienta que va a facilitar las acciones comerciales de la empresa entre otras opciones.

Utilizar Linkedin nos va a permitir eliminar la tan temida “puerta fría” a la hora de contactar con el cliente. No solo nos va a permitir encontrar a las personas adecuadas con las que contactar, sino que además nos va a ofrecer información destacada de las personas con las que queremos contactar.

Por ejemplo, si una persona del departamento comercial desea contactar con un potencial cliente, puede buscar en directorios, en la web de la empresa o llamar directamente a la empresa para que le faciliten la persona de contacto.

Con Linkedin podemos realizar búsquedas concretas, podemos buscar personas que ocupen un determinado cargo en las empresas de un determinado sector y en una determinada área geográfica. Por ejemplo, podemos buscar a alguien del departamento de mantenimiento, que trabaje en el sector alimentario y dentro del área de Madrid y alrededores.

En este caso Linkedin nos ofrecerá en poco tiempo un listado de potenciales contactos con el perfil requerido, algo que nos costaría muchísimo tiempo y esfuerzo si realizáramos la búsqueda de otra forma.

Pero no solo es la búsqueda, sino que nos permite contactar directamente con la persona elegida, con un alto porcentaje de probabilidad de que esa persona nos acepte como contacto, y así poder entablar una conversación. Algo que de otra forma resultaría muy complicado.

Por otra parte, Linkedin nos permite conocer información del sector que nos puede interesar, a través de las páginas de las empresas o de los grupos relacionados con el sector o con las empresas, así como de las noticias publicadas por los profesionales del sector.

Y no solo nos va a permitir contactar con potenciales clientes, también nos va a ayudar a encontrar y contactar con nuevos proveedores. También nos va a ayudar a conocer a otros profesionales del sector que nos pueden ayudar en un momento determinado compartiendo experiencias y soluciones a problemas.

 

Pasos a seguir a la hora de integrar Linkedin en la empresa

A la hora de definir una estrategia en Linkedin para la empresa, desde mi punto de vista habría que seguir los siguientes pasos:

  • Determinar los objetivos, ¿para qué queremos estar en la red? ¿Qué esperamos conseguir? No podemos olvidar que no solo consiste en estar en Linkedin sin más, si estamos en una red social es para ser activos.
  • ¿Qué imagen queremos transmitir? Tanto a nivel de empresa como a nivel de nuestros profesionales.
  • Homogeneizar los perfiles de los profesionales de la empresa (qué poner y cómo cumplimentar el perfil, la fotografía de perfil y de fondo, el extracto,…) y la posibilidad de crear una página de empresa.
  • Definir el contenido a compartir y el proceso de viralización a seguir (quién comparte y cómo).
  • Grupos en los que participar y analizar la posibilidad de crear un grupo propio.
  • Enseñar cómo utilizar la herramienta de búsqueda y definir los procesos a seguir.
  • Aprender a buscar talento en la red: publicar ofertas de trabajo, reclutamiento de personal y captación de talento.
  • Posibilidad de utilizar aplicaciones de pago que amplíen las posibilidades de uso (ampliar la búsqueda de contactos, CRM,…).

 

En definitiva, la utilización de Linkedin por parte de la empresa, nos brinda un amplio abanico de posibilidades tanto a la hora de potenciar la imagen de los profesionales y la imagen corporativa, así como utilizarla como herramienta de trabajo.

 

Y tú qué opinas:

  • ¿Tienes un perfil en Linkedin?
  • ¿Te parece útil Linkedin?
  • ¿Se utiliza Linkedin en tu empresa como herramienta de trabajo?
  • ¿Conoces alguna otra utilidad de Linkedin?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Intraemprendimiento en el sector industrial

En los últimos tiempos se está hablando cada vez más acerca del intraemprendimiento como una herramienta eficaz para la empresa. Cada vez hay más empresas que dan mayor importancia a la figura del intraemprendedor dentro de su organización. Entonces, ¿es posible incluir esta figura en las empresas del sector industrial?

Intraemprendimiento en el sector industrial - innovación

¿Qué es la figura del intraemprendedor?

En toda empresa deberían existir los siguientes perfiles:

  • Directivo
  • Técnico
  • Comercial
  • Emprendedor

Los tres primeros perfiles existen en todas las empresas, sin embargo, no es habitual que el perfil emprendedor esté presente en la empresa. Es posible que pueda existir en empresas en las que los socios fundadores sigan al frente de la empresa y sobreviva ese espíritu inicial que les llevó a crear la empresa.

Un intraemprendedor es aquella persona que posee una serie de características que ayudan al desarrollo de nuevos proyectos dentro de la empresa. El intraemprendedor no tiene porqué ser una persona especialmente creativa o innovadora, pero si que debe tener el suficiente empuje y la visión necesaria para sacar los proyectos adelante. Es el responsable de liderar al equipo que le va a ayudar a generar, desarrollar y testear los nuevos proyectos.

Recientemente, empresas como Indra, Telefónica o 3M, están dando mayor importancia a este concepto, facilitando que los empleados desarrollen parte de su tiempo en proyectos que no tienen que ver con su trabajo habitual. Los métodos que utilizan estas empresas pueden ser diferentes, pero el fin es el mismo, apostar por el talento interno de la empresa.

Para desarrollar el intraemprendimiento es necesario orientar y formar a los empleados, facilitar un método para realizar el proceso y fomentar una cultura dentro de la empresa que favorezca ese impulso para ayudar exteriorizar y poner en marcha las ideas de los empleados.

 

Implicación y compromiso, talento interno, felicidad laboral

A la hora de implicar de forma activa a los empleados, se consiguen varios efectos, por una parte el empleado se siente valorado por la empresa, siente que es importante dentro de la empresa y que puede aportar sus ideas, generando así un mayor sentido de pertenencia y compromiso con la empresa. Por otra parte se ayuda a desarrollar el talento interno y por último, se genera mejor ambiente en la empresa y se consigue un mayor grado de felicidad laboral.

 

“Lanzar nuevos proyectos en la empresa estimula la motivación y el compromiso del trabajador”. Gonzalo Martín-Villa, Responsable de innovación de Telefónica (entrevista para ABC)

 

Una de las principales acciones a realizar para aumentar el compromiso y la motivación es explicar el sentido del trabajo que se realiza, tanto las tareas como el proceso. Cuando el empleado entiende el sentido y la importancia de su trabajo, se siente más importante dentro de la empresa y más seguro de su trabajo, por lo que su nivel de sentido de pertenencia, su compromiso y su motivación crecen, logrando una mayor implicación

 

Un empleado comprometido puede ser hasta un 38% más productivo y las empresas con mayor nivel de compromiso presentan un 9% más de incremento en su cuenta de resultados.

 

Implicación para reducir costes

He podido comprobar los beneficios de la implicación de los empleados a la hora de buscar soluciones para ahorrar costes.

En plena época de crisis, la empresa en la que trabajaba propuso realizar un “saving plan”, es decir, un plan de ahorro de costes, por lo que pidió a los empleados que pensaran en fórmulas que permitieran reducir costes dentro de cada departamento. Los resultados fueron espectaculares, más de 1.000.000€, gracias a que muchos empleados se implicaron en el proyecto y aportaron diversas ideas, cada uno a diferente nivel y en la medida de las posibilidades de su puesto.

En mi caso, como disponía de importante presupuesto en mantenimiento, pude lograr un ahorro de unos 25.000€ (20% del presupuesto), gracias a la firma de un contrato de suministro. Posteriormente se realizó un nuevo contrato en el que se consiguió otro ahorro de un 25% del presupuesto,  esta vez cambiando los consumibles por otros equivalentes y de la misma calidad. También se logró una estrecha colaboración entre los dos departamentos implicados en la elaboración del contrato, Compras y Mantenimiento.

Por otra parte, aparte de este proyecto concreto, tuve la ocasión de realizar un estudio de productos de otros proveedores, encargando varios análisis de compatibilidad de lubricantes y proponiendo cambios en los productos utilizados por otros de igual calidad aunque con un coste inferior. Tras los cambios realizados se consiguió un ahorro de unos 80.000€ (25% del presupuesto), además de conseguir mejorar las prestaciones gracias a estos nuevos productos.

 

Aprovechar el talento de las personas

La mejor persona que conoce cómo desarrollar una tarea es aquella que la realiza, es decir, las empresas deben de escuchar a sus especialistas, a las personas que están realizando directamente los trabajos. Los procesos de trabajo son procesos vivos, por lo que la mejora continua debe ser una filosofía de trabajo para poder mejorar y optimizar dichos procesos.

Por ejemplo, en un proceso industrial, quien mejor conoce el proceso productivo son las personas que están trabajando directamente en él y van a ser quienes puedan ofrecer propuestas de mejora o de innovación en los procesos. Esa aportación de ideas puede producir mejoras en los procesos, disminución de costes y mejoras de tiempos.

De igual forma sucede con las personas que realizan el mantenimiento, son quienes pueden aportar nuevas soluciones y propuestas de mejora para optimizar las tareas y mejorar el control sobre el estado de los equipos. La aplicación de tecnología y la aportación de ideas ayuda a mejorar el mantenimiento, mejorando así la disponibilidad de los equipos y pudiendo aumentar la productividad.

 

Nuevas tecnologías: Big Data, IOT, Impresión 3D

Actualmente se están desarrollando nuevos conceptos y tecnologías que pueden ser incorporadas a las empresas del sector industrial, y es posible que haya empleados dentro de las propias empresas que, por curiosidad o ganas de actualizarse, estén preparados para utilizar esas nuevas tecnologías, así que seguramente que sean las personas adecuadas para liderar la implementación de nuevas soluciones.

 

Transformación digital

De igual forma sucede con el concepto de transformación digital, es seguro que existen personas dentro de las empresas que estén mucho más actualizados y con una mentalidad mucho más abierta para adoptar este nuevo concepto en las empresas, por tanto pueden ser ellos quienes lideren y muestren el camino a sus compañeros, facilitando el proceso en la empresa.

 

En definitiva, la figura del intraemprendedor puede aportar a la empresa un aumento de la rentabilidad, una actualización tecnológica que implicará crecimiento de la empresa, manteniéndola en vanguardia y ayudando a diferenciarse en el mercado. Una empresa que se diferencia en el mercado resulta interesante y atrae al talento.

 

“Allí donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”. Peter Drucker

 

Y tú qué opinas:

  • ¿Conocías la figura del intraemprendedor?
  • ¿Crees que es útil en el sector industrial?
  • ¿Existe la figura del intraemprendedor en tu empresa?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Definiendo el proceso industrial

Hace unos días me preguntaban acerca de cómo se podía optimizar el proceso industrial para que una empresa pudiera crecer y, sobre todo, cómo se podía sacar tiempo para hacerlo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que es necesario parar y reflexionar sobre lo que se está haciendo y pensar en lo que se quiere conseguir. Aunque pueda parecer contradictorio, parar a pensar puede ahorrar mucho tiempo en un futuro cercano.

 Proceso industrial

Habitualmente el día a día nos come, nos centramos en resolver problemas y en apagar fuegos y perdemos de vista la importancia de centrarnos en lo verdaderamente importante, conseguir los objetivos que nos hemos fijado.

No quiero decir que no haya que resolver lo urgente, pero sí que hay que pararse a analizar si realmente es urgente y para quién. ¿De verdad es un realmente urgente todo lo que surge en el día? Por experiencia, muchas veces se confunde algo que se solicita con urgencia con algo que realmente requiera de esa urgencia.

¿Es urgente para la empresa? ¿O es algo que nos exigen con urgencia pero que puede ser realizado a su debido tiempo y no ahora? Hay que tener en cuenta de que cada persona tiene prioridades diferentes.

Se habla de las 3P’s de la gestión del tiempo, pero yo prefiero utilizar 5P’s: Parar, Pensar, Priorizar, Planificar y Proteger, para evitar la sexta P… andar como un Pollo sin cabeza. Por tanto, si queremos optimizar nuestro proceso, tendremos que comenzar por:

  • Parar y centrarse en analizar la situación.
  • Pensar qué se quiere lograr.
  • Priorizar tareas y definir el orden de realización.
  • Planificar dichas tareas y marcar fechas límite.
  • Proteger las acciones importantes y no ceder ante la presión de lo “urgente”.

 

Entonces, ¿cuál es el proceso a realizar para poder mejorar la situación existente? Veamos a continuación los pasos a seguir:

¿Dónde estamos?

Es la primera fase, saber dónde estamos, la situación de la que partimos, saber de lo que dispone la empresa. Veamos unas preguntas a que podemos hacernos:

  • ¿Cuál es el catálogo de productos y/o servicios?
  • ¿Quiénes son nuestros clientes y proveedores? ¿Los tenemos clasificados según su valor e importancia? ¿Qué tipo de seguimiento realizamos?
  • ¿Cuáles son nuestros procedimientos? ¿Cómo realizamos los trabajos? Esto incluye desde la recepción de material al montaje y puesta en marcha en el caso de un proceso de fabricación.
  • ¿Tenemos servicio post venta y/o de atención al cliente? ¿Cuáles son las pautas a seguir?
  • ¿Tenemos documentados los productos, procedimientos, catálogos, manuales,…? ¿Utilizamos algún tipo de codificación para integrar todo esta documentación en un ERP?

 

¿Qué queremos conseguir?

Una vez que sabemos dónde nos encontramos, el siguiente paso es saber qué queremos conseguir, no lo que tenemos que hacer, eso vendrá después. Saber qué queremos conseguir facilita el establecimiento de objetivos y el posterior diseño de la estrategia para alcanzarlos.

¿Queremos ser un referente de sector? ¿Ofrecer productos o servicios Premium, de alto valor añadido? ¿Queremos mejorar el horario, mejorar el clima laboral, aumentar el compromiso de nuestros empleados?

No importa cuáles sean nuestras expectativas, todas pueden ser válidas, depende de los intereses de la empresa, pero es importante saber qué es lo que se quiere conseguir para poder definir esos objetivos que nos ayuden a seguir creciendo.

 

Estrategia a seguir

Cuando hablo de estrategia, me refiero al camino a seguir, los pasos necesarios que hay que dar para ir en busca de los objetivos, de cumplirlos y de ir superando los hitos intermedios.

¿Queremos apostar por mejorar la calidad y la experiencia del cliente? ¿Cómo vamos a conseguirlo? ¿Cuáles son las métricas que debemos analizar para saber la evolución de nuestro trabajo?

 

Mejora continua

Una vez alcanzados los objetivos, ¿podemos mejorarlos? ¿Podemos analizar el proceso y mejorarlo? Eso es la mejora continua (Kaizen), analizar y mejorar en lo que se pueda en cada uno de los pasos de nuestro proceso.

 

En el caso de la empresa que me comentaban, querían crecer como empresa y centrarse en la calidad y en la innovación para posicionarse como referente en su sector.

El problema es que no tenían definidos ni documentados los productos y los procesos de fabricación. La empresa se movía a impulsos, respondiendo al día a día, sin parar a establecer los procedimientos necesarios que les ayudaran a crecer y consolidarse.

Su punto fuerte es que cuentan con una buena base de clientes fidelizados, por el buen hacer y por la calidad de los productos, y una facturación más que interesante.

Antes de comenzar a crear un nuevo área de innovación es necesario tener claro el catálogo de productos que se realizan e identificar su rentabilidad. Una vez establecidas las categorías de productos se puede comenzar a analizar cómo se puede añadir valor mediante la innovación, tanto en los productos como en los procesos.

Si quieres crear una estructura de empresa sólida que te permita crecer, es imprescindible comenzar por crear buenos cimientos sobre los que se asiente el proyecto.

 

Evidentemente, todo esto no es rápido ni sencillo, necesita tiempo. No obstante, no es tiempo perdido, sino que es una inversión de tiempo que nos permitirá ahorrar mucho tiempo más adelante.

“Es que no tengo tiempo para cambiar las cosas”, esto es algo que suelo escuchar, pero, ¿qué te hace suponer que podrás cambiar las cosas si sigues haciendo exactamente lo mismo? Tú decides, ¿no tienes tiempo o actúas para mejorar las cosas?

 

Y tú qué opinas:

  • ¿Consideras que es necesario hacer una pausa poder seguir progresando?
  • ¿Añadirías algún otro punto a los expuestos?
  • ¿Crees que los procedimientos ayudan a definir el proceso industrial?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!