Tag Archives: Intraemprendedor

Intraemprendimiento en el sector industrial

En los últimos tiempos se está hablando cada vez más acerca del intraemprendimiento como una herramienta eficaz para la empresa. Cada vez hay más empresas que dan mayor importancia a la figura del intraemprendedor dentro de su organización. Entonces, ¿es posible incluir esta figura en las empresas del sector industrial?

Intraemprendimiento en el sector industrial - innovación

¿Qué es la figura del intraemprendedor?

En toda empresa deberían existir los siguientes perfiles:

  • Directivo
  • Técnico
  • Comercial
  • Emprendedor

Los tres primeros perfiles existen en todas las empresas, sin embargo, no es habitual que el perfil emprendedor esté presente en la empresa. Es posible que pueda existir en empresas en las que los socios fundadores sigan al frente de la empresa y sobreviva ese espíritu inicial que les llevó a crear la empresa.

Un intraemprendedor es aquella persona que posee una serie de características que ayudan al desarrollo de nuevos proyectos dentro de la empresa. El intraemprendedor no tiene porqué ser una persona especialmente creativa o innovadora, pero si que debe tener el suficiente empuje y la visión necesaria para sacar los proyectos adelante. Es el responsable de liderar al equipo que le va a ayudar a generar, desarrollar y testear los nuevos proyectos.

Recientemente, empresas como Indra, Telefónica o 3M, están dando mayor importancia a este concepto, facilitando que los empleados desarrollen parte de su tiempo en proyectos que no tienen que ver con su trabajo habitual. Los métodos que utilizan estas empresas pueden ser diferentes, pero el fin es el mismo, apostar por el talento interno de la empresa.

Para desarrollar el intraemprendimiento es necesario orientar y formar a los empleados, facilitar un método para realizar el proceso y fomentar una cultura dentro de la empresa que favorezca ese impulso para ayudar exteriorizar y poner en marcha las ideas de los empleados.

 

Implicación y compromiso, talento interno, felicidad laboral

A la hora de implicar de forma activa a los empleados, se consiguen varios efectos, por una parte el empleado se siente valorado por la empresa, siente que es importante dentro de la empresa y que puede aportar sus ideas, generando así un mayor sentido de pertenencia y compromiso con la empresa. Por otra parte se ayuda a desarrollar el talento interno y por último, se genera mejor ambiente en la empresa y se consigue un mayor grado de felicidad laboral.

 

“Lanzar nuevos proyectos en la empresa estimula la motivación y el compromiso del trabajador”. Gonzalo Martín-Villa, Responsable de innovación de Telefónica (entrevista para ABC)

 

Una de las principales acciones a realizar para aumentar el compromiso y la motivación es explicar el sentido del trabajo que se realiza, tanto las tareas como el proceso. Cuando el empleado entiende el sentido y la importancia de su trabajo, se siente más importante dentro de la empresa y más seguro de su trabajo, por lo que su nivel de sentido de pertenencia, su compromiso y su motivación crecen, logrando una mayor implicación

 

Un empleado comprometido puede ser hasta un 38% más productivo y las empresas con mayor nivel de compromiso presentan un 9% más de incremento en su cuenta de resultados.

 

Implicación para reducir costes

He podido comprobar los beneficios de la implicación de los empleados a la hora de buscar soluciones para ahorrar costes.

En plena época de crisis, la empresa en la que trabajaba propuso realizar un “saving plan”, es decir, un plan de ahorro de costes, por lo que pidió a los empleados que pensaran en fórmulas que permitieran reducir costes dentro de cada departamento. Los resultados fueron espectaculares, más de 1.000.000€, gracias a que muchos empleados se implicaron en el proyecto y aportaron diversas ideas, cada uno a diferente nivel y en la medida de las posibilidades de su puesto.

En mi caso, como disponía de importante presupuesto en mantenimiento, pude lograr un ahorro de unos 25.000€ (20% del presupuesto), gracias a la firma de un contrato de suministro. Posteriormente se realizó un nuevo contrato en el que se consiguió otro ahorro de un 25% del presupuesto,  esta vez cambiando los consumibles por otros equivalentes y de la misma calidad. También se logró una estrecha colaboración entre los dos departamentos implicados en la elaboración del contrato, Compras y Mantenimiento.

Por otra parte, aparte de este proyecto concreto, tuve la ocasión de realizar un estudio de productos de otros proveedores, encargando varios análisis de compatibilidad de lubricantes y proponiendo cambios en los productos utilizados por otros de igual calidad aunque con un coste inferior. Tras los cambios realizados se consiguió un ahorro de unos 80.000€ (25% del presupuesto), además de conseguir mejorar las prestaciones gracias a estos nuevos productos.

 

Aprovechar el talento de las personas

La mejor persona que conoce cómo desarrollar una tarea es aquella que la realiza, es decir, las empresas deben de escuchar a sus especialistas, a las personas que están realizando directamente los trabajos. Los procesos de trabajo son procesos vivos, por lo que la mejora continua debe ser una filosofía de trabajo para poder mejorar y optimizar dichos procesos.

Por ejemplo, en un proceso industrial, quien mejor conoce el proceso productivo son las personas que están trabajando directamente en él y van a ser quienes puedan ofrecer propuestas de mejora o de innovación en los procesos. Esa aportación de ideas puede producir mejoras en los procesos, disminución de costes y mejoras de tiempos.

De igual forma sucede con las personas que realizan el mantenimiento, son quienes pueden aportar nuevas soluciones y propuestas de mejora para optimizar las tareas y mejorar el control sobre el estado de los equipos. La aplicación de tecnología y la aportación de ideas ayuda a mejorar el mantenimiento, mejorando así la disponibilidad de los equipos y pudiendo aumentar la productividad.

 

Nuevas tecnologías: Big Data, IOT, Impresión 3D

Actualmente se están desarrollando nuevos conceptos y tecnologías que pueden ser incorporadas a las empresas del sector industrial, y es posible que haya empleados dentro de las propias empresas que, por curiosidad o ganas de actualizarse, estén preparados para utilizar esas nuevas tecnologías, así que seguramente que sean las personas adecuadas para liderar la implementación de nuevas soluciones.

 

Transformación digital

De igual forma sucede con el concepto de transformación digital, es seguro que existen personas dentro de las empresas que estén mucho más actualizados y con una mentalidad mucho más abierta para adoptar este nuevo concepto en las empresas, por tanto pueden ser ellos quienes lideren y muestren el camino a sus compañeros, facilitando el proceso en la empresa.

 

En definitiva, la figura del intraemprendedor puede aportar a la empresa un aumento de la rentabilidad, una actualización tecnológica que implicará crecimiento de la empresa, manteniéndola en vanguardia y ayudando a diferenciarse en el mercado. Una empresa que se diferencia en el mercado resulta interesante y atrae al talento.

 

“Allí donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”. Peter Drucker

 

Y tú qué opinas:

  • ¿Conocías la figura del intraemprendedor?
  • ¿Crees que es útil en el sector industrial?
  • ¿Existe la figura del intraemprendedor en tu empresa?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!