Category Archives: Formación

Conferencia: Claves para la gestión de un sistema de mantenimiento

 

El próximo martes 6 de mayo participaremos en la conferencia “Claves para la gestión de un sistema de mantenimiento” a celebrar en el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COITIM), C/ Jordán nº 14, 28010 Madrid .




La jornada comenzará a las 18.00 horas y tendrá una duración aproximada de dos horas. Es una jornada abierta, tanto para colegiados como para personas, interesadas en el tema de la conferencia, que no estén relacionadas con el Colegio.

Angel Partida, fundador de Mantenimiento & Mentoring Industrial, participará con la ponencia “Las 9 claves en la gestión de un sistema de mantenimiento“. Jorge Asiain, fundador de Alter Evo Ingenieros  y profesor de la UEM, participará con la ponencia “Sistemas avanzados de mantenimiento, TPM, LEAN y RCM“.

Consideramos que una gestión adecuada del sistema de mantenimiento es imprescindible a la hora de reducir costes innecesarios, siendo aún de mayor importancia en estos tiempos de incertidumbre.

El objetivo de esta jornada es la de desmitificar y clarificar conceptos. Planteamos la necesidad de un cambio de visión a la hora de realizar el mantenimiento, del gasto a la inversión necesaria para evitar costes innecesarios. También consideramos que es necesario potenciar el análisis de la información para lograr la mejora continua, y que hay que mejorar la comunicación e interacción con otros departamentos con el fin de mejorar la gestión del mantenimiento. Finalmente incidimos en la importancia de conocer sistemas avanzados de mantenimiento.

A continuación se puede ver la ficha completa de la jornada.

 

 

 Te invitamos a asistir y a participar en esta jornada técnica.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial”

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

La motivación comienza en uno mismo

 

Hace unos días estuvimos impartiendo un curso de motivación en una empresa, el título del curso es “La motivación comienza en uno mismo”. En el curso hablamos de la importancia de la motivación a la hora de realizar nuestro trabajo y de la incidencia que tenemos nosotros en la motivación.

En muchas ocasiones nos encontramos con gente que dice “necesito motivación”, no obstante, de nada sirve tener una motivación externa si nosotros no estamos receptivos a la motivación, es decir, no es solo pedir esa motivación, sino poner también de nuestra parte, no podemos adoptar una actitud pasiva, es decir, estar esperando a que “nos motiven” sin hacer absolutamente nada para encontrar nuestra motivación. Parece que cuando hablamos de motivación, llegará alguien con una varita mágica y con un leve golpe nos motivará sin más, sin necesidad de poner nada de nuestra parte.

Pero ¿qué es la motivación? Es tener un motivo para la acción, es un estado mental que nos anima para la acción. Por tanto, al ser un estado mental, depende de nosotros, por eso es que la motivación comienza en uno mismo, va a depender de la forma en la que vemos las cosas.

La falta de motivación puede afectarnos muy seriamente, puesto que puede degenerar en estrés y puede afectarnos física, mental y emocionalmente y también puede afectar a nuestro comportamiento.

“El secreto de la felicidad no está  en hacer siempre lo que se quiere, sino en querer siempre lo que se hace”. Leon Tolstoi

Existen dos factores muy importantes que influyen en  la motivación, uno es el reconocimiento externo, que es aquel que obtenemos por parte de los demás y otro, más importante, es el reconocimiento interno, que es el que obtenemos de nosotros mismos y que, desgraciadamente, en demasiadas ocasiones no nos otorgamos. Existe una falta de conocimiento personal, muchas veces a la pregunta de “¿qué haces, cuál es tu trabajo?” me responden “lo de siempre”…, de acuerdo, pero, ¿y qué es lo de siempre?, lo de siempre tendrá una importancia, ¿no?. La rutina hace que no veamos la importancia de nuestro trabajo y que no le demos la valía que realmente tiene.

Por tanto, debemos por comenzar por conocernos mejor a nosotros mismos, ver cuáles son nuestros conocimientos, talentos y habilidades, nuestros logros, nuestras virtudes y defectos. También debemos analizar la importancia del trabajo que realizamos, es importante ver la parte positiva de nuestro trabajo y ver lo que podemos aportar. De esta forma analizamos nuestra aptitud, es decir, nuestra capacidad.

También debemos analizar cuál es nuestra actitud, cual es nuestra disposición para hacer las cosas. En muchas ocasiones solo vemos la parte negativa, nos centramos en la queja, pero con la queja no solucionamos nada. Si no tenemos una actitud positiva y actuamos, difícilmente cambiarán las cosas. Y la actitud es una elección, depende de nosotros, podemos esperar a que la situación cambie o podemos actuar para intentar que cambie.

“El futuro es presente, se crea a partir de una actitud”. Alex Rovira 

Una vez realizado ese autoconocimiento personal (aptitud y actitud) y el conocimiento de nuestro trabajo (trabajo y entorno), deberemos ver qué es lo que nos motiva a nosotros, puede ser el dinero, las condiciones laborales, el aprendizaje, la posibilidad de promoción, el crecimiento personal,… Si nos fijamos en la teoría de la pirámide de Maslow, cada persona puede estar situada en un nivel diferente de dicha pirámide y por tanto tiene unas necesidades específicas diferentes que cubrir, es decir, cada persona tendrá sus propias motivaciones. Por tanto, cada persona ha de encontrar cuales son las motivaciones que le mueven.

Pasamos más de un tercio de nuestro tiempo en el trabajo, entonces ¿no es mejor ser feliz?. Depende de nosotros, si queremos ser lo más felices posible en nuestro trabajo, si queremos ser lo más felices posible con lo que hacemos, tenemos que saber quiénes somos y dónde estamos, es decir, conocernos y conocer nuestro entorno laboral. Para alcanzar esa felicidad, deberemos actuar, y para que esa acción sea efectiva deberemos comprometernos con nosotros mismos. Y tú, ¿quieres ser feliz?

“Algunos persiguen la felicidad, otros la crean”. Alex Rovira

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial”

 

 Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Sistemas de gestión e innovación. ¿Coste o inversión?

 

El pasado 17 de septiembre participé en la conferencia “Claves para la Gestión eficiente de las empresas”, organizada por el Ayuntamiento de Tres Cantos y AEMME  (Asociación Española Multisectorial de Microempresas).

En mi ponencia hablé de los “Sistemas de Gestión e Innovación”, en la que se presentaba la visión habitual que tienen las empresas en la que estos conceptos suponen un coste y se planteaba la necesidad de un cambio de visión, de verlos como una inversión que repercutirá en el desarrollo de la empresa y en una mejora de la rentabilidad.

Ponencia "Sistemas de Gestión e Innovación"

Ponencia “Sistemas de Gestión e Innovación”

Desde mi punto de vista, es imprescindible realizar una pausa en la marcha diaria de la empresa y analizar las consecuencias de las acciones que se están realizando, ver la situación en ese momento de la empresa, ver si se están cumpliendo los objetivos  y la posibilidad de replantear dichos objetivos en caso de ser necesario.

El principal obstáculo que nos encontramos es la resistencia al cambio, el cambio se ve normalmente como una amenaza y no como una oportunidad de crecimiento y mejora.

“La gente tiene la mente muy abierta hacia las cosas nuevas siempre y cuando sean exactamente iguales a las viejas”. Charles Kettering

Otro gran obstáculo es el tiempo, en gran medida se utiliza como excusa, “no tengo tiempo” es uno de los argumentos más habitual para rechazar algo nuevo, pero ¿es cierto que no disponemos de tiempo? Considero que no es cierto que no se disponga de tiempo, puesto que el tiempo del que disponemos está en función de las prioridades que marcamos, en el uso que hacemos de nuestro tiempo y, en este caso, ante un posible cambio, no queremos darle la prioridad que necesita dentro de nuestro tiempo. Ese miedo al cambio nos hace rechazar la propuesta novedosa.

“No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho”. Séneca

Los sistemas de gestión nos van a permitir utilizar adecuadamente la información disponible en la empresa y nos va a ayudar en la toma de decisiones, además nos va a proporcionar tiempo, un tiempo que podemos utilizar en la optimización de los procesos y en innovación.

Como  ya comenté en un otro artículo,  generalmente se relaciona la innovación con algo tecnológico o sofisticado, pero la realidad es muy distinta, es posible innovar en cualquier empresa introduciendo novedades, reinventando o transformando.

A continuación se puede ver la presentación que utilicé en mi ponencia.

 

La clave de los sistemas de gestión e innovación son las personas, son quienes optimizan los sistemas, quienes pueden sugerir mejoras, por tanto es fundamental potenciar el talento interno de la empresa.

“Una empresa no puede prosperar si no tiene a sus empleados detrás”. Neville Isdell

En resumen, los sistemas de gestión e innovación ayudan a mejorar la competitividad, facilitan la flexibilidad, aumentan la rentabilidad y en definitiva posibilitan el crecimiento  de la empresa.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial”

 

  Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Formación, ¿ventaja o inconveniente para las empresas?

 

Hace unos días leí un debate en el blog del IEBS en el que se preguntaba si las empresas invierten en formación. Este debate tenía como origen el último barómetro IFAES publicado, en el que se indicaba que el 75% de las compañías no invierte en formación. Una estadística realmente demoledora, aunque me pregunto si el 25% restante de las empresas invierte en formación realmente útil.

Según mi experiencia, en muchas ocasiones la empresas invierten en formación por compromiso, sin creer demasiado en el valor real de la formación.

Las conclusiones que se obtienen del debate son las siguientes:

  1. Los empleados tienen la sensación de que las empresas no invierten lo suficiente en la formación.
  2. La formación ofrece ventajas a empleados y empresas.

La impresión generalizada del debate, con la que coincido, es:

  • las empresas ven la formación como un gasto y no como una inversión,
  • hay prisa por conseguir resultados,
  • no se ven garantías de obtener resultados positivos,
  • existe temor a invertir en la formación del empleado por miedo a que se vaya y se pierda la inversión.

¿Es realmente útil la formación?

Desde mi punto de vista es fundamental para la mejora del rendimiento y el desarrollo de los empleados, lo que repercute directamente en el desarrollo de la empresa. Los empleados actualizan conocimientos, amplían aptitudes y adquieren nuevas competencias.

También influye en la imagen de la propia empresa, puesto que los empleados tendrán en mejor consideración la empresa y eso repercute en la imagen externa.

En un artículo anterior comentaba la importancia de la formación a la hora de generar compromiso en el empleado y como, según estudios, un empleado comprometido puede ser un 38% más productivo, lo que provoca un incremento de un 9% en los resultados de la empresa.

Desde mi punto de vista, el desarrollo humano es prioritario y apostar por la formación es invertir en el desarrollo del talento de los empleados, lo que supone invertir en el crecimiento de la empresa.

“Una organización depende del impulso de cada uno de sus miembros”.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial”

 

 Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

La importancia de la información en la formación, generando compromiso.

 

Siempre se habla de la importancia de la formación, pero, ¿somos realmente conscientes de como se ha de impartir y del valor que tiene?

La formación es un valor fundamental en el plan de carrera del empleado e influye directamente en su motivación, puesto, que de esta forma, el trabajador percibe la importancia de su trabajo y de su labor dentro de la empresa. No obstante, la formación por si misma no es suficiente, ha de ir acompañada de la información necesaria.

“No solo es el QUÉ hacer y el COMO hacerlo, sino también el POR QUÉ se hacen las cosas”.

En eso consiste la información aplicada a la formación, en explicar el por qué se hacen las cosas, es decir, explicar su sentido.

Habitualmente se imparte la formación como algo rutinario y el personal que la recibe la percibe como una molestia, como algo que les ha tocado hacer y a lo que la dirección les obliga. Se percibe como una tarea adicional que supondrá un incremento de trabajo.

Esa percepción puede ser cambiada con la adecuada explicación, es decir, cual es el objeto de la formación y su aplicación. En ocasiones la formación va acompañada de un cambio en el proceso de trabajo, pero esto no quiere decir un incremento de trabajo, sino un cambio beneficioso en las tareas o una mejora de las condiciones. Pero, por lo general, estos beneficios no son explicados, por lo que, el empleado, reacio por lo general a los cambios, rechazará la formación o la verá como una amenaza.

Según un estudio de Madison Perfomance Group,  un empleado altamente comprometido puede ser hasta un 38% más productivopero, ¿como conseguimos ese compromiso? Ahí es donde la formación complementada con la información tiene un papel fundamental. Con un plan de formación adecuado, el empleado percibirá la importancia que él tiene dentro de la empresa.

Los trabajadores comprometidos son más creativos, están más implicados y se constituyen en defensores acérrimos de su empresa. Se caracterizan por transmitir valores positivos a su entorno y desarrollar una actitud protectora hacia su empresa. Según el estudio, el 86% de los empleados motivados por su empresa confiesan sentirse felices en el trabajo.

Según otro estudio realizado, las empresas con mayor nivel de compromiso presentan un 9% más de incremento en su cuenta de resultados.

En Mantenimiento la formación es primordial, los procesos y la tecnología cambian con frecuencia, por lo que los conocimientos han de adecuarse a esos cambios para poder seguir siendo competitivos. Por tanto, la formación no puede ser vista como amenaza. Por eso es necesario la información, porque de esa forma lograremos que la formación tenga sentido y sea un beneficio para el empleado, que suponga una mejora de sus condiciones laborales y una mejora de su perfil profesional.

El empleado es el principal activo de cualquier empresa, por tanto hay que cuidarlo y es necesario invertir en él para conseguir sacar todo su talento y lograr que su compromiso con la empresa sea pleno. Si invertimos dinero en las máquinas para que puedan funcionar con un rendimiento óptimo, ¿no es lógico pensar que también es necesario invertir en las personas? Invertir con una formación adecuada, complementada con la información necesaria, de esta forma se generará compromiso y responsabilidad, se potenciará la innovación y se obtendrá mayor rentabilidad en la empresa.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial”

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!