Tag Archives: Emprendimiento Corporativo

Emprendimiento corporativo en la industria

En un artículo anterior hablé sobre la figura del intraemprendedor. No obstante esta figura es solo una parte dentro de la cultura de empresa de emprendimiento corporativo.

Emprendimiento corporativo

Trabajamos con empresas, pero realmente no nos relacionamos con empresas sino con personas. De igual forma, no son las empresas las que innovan, son las personas. Por tanto, estamos viendo que las personas son el principal activo de las empresas. Entonces, si las personas son el principal activo de las empresas, ¿por qué no se les valora adecuadamente?

Uno de los factores que influyen a la hora de aprovechar el valor de los empleados es facilitar que puedan aportar propuestas a la empresa. Esas propuestas pueden ser de cualquier tipo: innovadoras, de mejora de clima, de mejora de resultados, de ahorro, nuevos proyectos,… Propuestas en las que el empleado demuestra su iniciativa, aporta su talento y compromiso a la empresa.

 

Las empresas con mayor nivel de compromiso presentan un 9% más de incremento en su cuenta de resultados

 

La innovación hace que las empresas sigan creciendo, ofreciendo nuevos productos y siendo más competitivas. Porque las empresas necesitan reinventarse, generar nuevas ideas y desarrollar nuevas líneas de negocio y, sobre todo, aprender e innovar.

En este sentido las personas comprometidas y emprendedoras son las únicas capaces de llevar a cabo proyectos innovadores con éxito, generar conocimiento, resolver problemas y además disfrutar con ello. 

 

¿En qué consiste el emprendimiento corporativo?

Fomentar una cultura de emprendimiento corporativo en el seno de una empresa es una buena manera de generar innovación. Pero para que todo esto llegue a buen puerto, es necesario crear una cultura empresarial que favorezca la aportación de ideas por parte de los empleados.

En eso consiste el emprendimiento corporativo, en crear los procesos que faciliten que el empleado sienta que puede aportar ideas, que se valorarán y que podrán ser tenidas en cuenta e implementadas.

Es posible que un empresario pueda preguntarse si, desde dentro de la misma empresa, sus empleados podrían ofrecerle esa innovación que busca. La respuesta es sí, desde el Emprendimiento Corporativo, un nuevo concepto que está despertando dentro de las organizaciones, y en el que destaca una figura, la del intraemprendedor.

El intraemprendedor es una persona con carácter emprendedor, que trabaja en el seno de una organización, de la cual no es dueño, desarrollando sus capacidades y su talento para generar nuevos proyectos (nuevas ideas de productos, servicios, negocios, líneas de trabajo,…). Eso sí, debe de contar con el respaldo y el apoyo de la Dirección y de la estructura de la que dispone la empresa.

 

¿Por qué no todas las empresas favorecen la figura del Intraemprendedor?

Emprender, aunque sea dentro de una empresa, implica equivocarse, fallar, errar. Son palabras que asustan a la mayoría de las empresas, que prefieren quedarse como están y no correr riesgos.

Pero vivimos en una época de cambios y de incertidumbre, lo que valía hace unos años, ya no vale ahora. Esto quiere decir que o aprendemos o no podremos adaptarnos a los nuevos tiempos, y aprender tiene sus riesgos.

Solo las empresas con claro interés por la adaptación al cambio, por el aprendizaje y por la innovación están dispuestas a asumir el riesgo a equivocarse. La capacidad de dar la vuelta a los errores, aprender de ellos y obtener beneficios está solo al alcance de intraemprendedores y organizaciones con la capacidad suficiente para permitir errores y animar a inventar, arriesgar e innovar.

Si una empresa quiere innovar es aconsejable que fomente una cultura de emprendimiento corporativo y que busque al intraemprendedor que hay dentro de su organización, o animar a los que tengan el perfil para serlo. Como he dicho antes, no podemos olvidar que emprender conlleva riesgo al fracaso, pero incluso del fracaso se pueden obtener beneficios, y sin duda, mucho aprendizaje.

 

El desarrollo de nuevos proyectos implica talento, determinación, pasión, y unas cuantas capacidades más que comparten emprendedores e intraemprendedores.

 

Ejemplos de innovación en empresa

Veamos ahora un par de ejemplos de productos creados por innovación. Uno creado a partir de un producto fallido pero planteando la posibilidad de utilizarlo para otra aplicación diferente y otro creado para dar solución a un problema existente.

 

Post-it

Este producto fué creado por Art Fry, un químico de la compañía 3M. En 1968, su compañero Spencer Silver había ideado un adhesivo con acrílico, que sin embargo fue desechado por su “escaso poder de sujeción”.

No obstante, Fry intuyó que, lo que en principio había parecido un defecto en el invento de Silver, podría resultar útil para fijar papeles de manera permanente sin dañar las superficies donde fuesen adheridos.

Después de un año y medio de desarrollo, se obtuvo el diseño final del producto: las notas Post-it. Se probaron en las oficinas de 3M y un 90% de las personas quedaron satisfechas con el nuevo producto, por lo que se inició su comercialización. 

 

Tipex

Este otro producto surgió en Estados Unidos gracias a una secretaria llamada Bette Nesmith Graham. Esta, al ver la cantidad de hojas que se tiraban con las nuevas máquinas de escribir, puso en práctica una solución similar a la que ya utilizaban los pintores. Colocó un poco de pintura blanca en una botellita de esmalte para las uñas, denominando a esta solución ‘Mistake out’.

Muy pronto otras secretarias se fijaron en la solución y comenzaron a pedir dichas botellitas. Sus amigos y uno de los proveedores de la oficina la impulsaron a comercializar el producto localmente.

 

Otros ejemplos de proyectos surgidos del intraemprendimiento son:

  • Billpoint, el sistema de pago de Ebay que cerró cuando adquirió Paypal en 2002.
  • Virgin Atlantic Airways lanzada en 1984 a partir de la empresa de discos Virgin.
  • La PlayStation de Sony lanzada en 1994.
  • El lenguaje de programación Java de Sun Microsystems lanzado en 1995.
  • Adwords de Google lanzado en el año 2000.

 

En Industria, el componente tecnológico es fundamental. Los avances tecnológicos están a la orden del día, por lo que la implicación de los empleados a la hora de innovar y crear nuevos proyectos, es un factor determinante a la hora de marcar diferencias con la competencia.

Potenciar el compromiso de las personas, poniéndolas en valor, destacando su marca profesional y permitiendo que puedan aportar todo su talento y creatividad al servicio de la empresa, es una de las ventajas que aporta una cultura de emprendimiento. Por tanto, el emprendimiento corporativo en el sector industrial, es una herramienta imprescindible para innovar, diferenciarse y ser competitivos.

 

¿Cuánto le cuesta a una compañía tener un equipo que sigue haciendo las cosas igual que hace años?… Innovar es una necesidad

 

Y tú qué opinas:

  • ¿Se fomenta en tu empresa el emprendimiento corporativo?
  • ¿Existe la figura del intraemprendedor dentro de tu empresa?
  • ¿Crees que el emprendimiento corporativo puede aportar valor a tu empresa?
  • ¿Te gustaría ser un intraemprendedor?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!