Tag Archives: Formación

Claves para la reindustrialización

 

En los últimos tiempos se está hablando de la necesidad de un proceso de reindustrialización, algo que considero que es imprescindible a la hora de revitalizar la economía de un país. Pero no solo se está hablando de reindustrialización a nivel nacional, sino que es una tendencia a nivel europeo. Se ha planteado el horizonte 2020 como la fecha para alcanzar una serie de objetivos en este proceso que ayuden a la revitalización y crecimiento del sector industrial.

 

Reindustrialización

 

Un ejemplo de este proceso es el que se está produciendo en Alemania, que ha comenzado a recuperar buena parte de la industria que había deslocalizado hace unos años hacia China. Dicha deslocalización no ha ofrecido los resultados esperados. Por una parte se han reducido costes, no obstante también se han encontrado con desventajas: no se cumplen los estándares de calidad exigidos, no existe personal cualificado y se forma a personal de empresas que pueden ser potencialmente competencia, se pierde el know how en el país de origen y se genera en los países donde se ubican las nuevas factorías.

La influencia del sector industrial en la economía de un país es indudable, lo que se pretende con este proceso de reindustrialización es aumentar la incidencia del sector industrial en el PIB, con el consiguiente crecimiento económico del país.

 

Pero ¿cuáles son las claves que pueden ayudar al proceso de reindustrialización?

Formación cualificada

La formación es una herramienta imprescindible de cara a mejorar la capacitación de los profesionales. Una formación continua, específica y actualizada que ayude al crecimiento profesional de los empleados.

Por otra parte la formación, además de ayudar a mantener al profesional actualizado de las novedades técnicas y tecnológicas, ayuda también a la motivación y genera compromiso, puesto que el profesional se siente importante dentro de la organización, ya que la percibe que la empresa apuesta por su formación y enriquecimiento profesional.

 

Big data

Cuando hablamos de Big data no nos referimos tan solo la acumulación de datos y de información, sino que nos referimos a que es necesario ver qué se puede hacer con esos datos. Los datos por sí solos no aportan valor, salvo que los analicemos y extraigamos todo su valor, es decir, es necesario capturar el valor que encierran los datos. El análisis de los datos puede suponer un factor diferencial que desemboque en una ventaja competitiva de la empresa.

 

Internet de las cosas

Es decir, la utilización de sensores y dispositivos que faciliten la monitorización y conectividad entre las máquinas, transfiriendo la información del producto a la máquina. Esto va a dar paso a las fábricas inteligentes y a procesos automatizados. Estamos hablando de una nueva revolución industrial (la cuarta), la de la industria conectada y que se define en el concepto Industria 4.0

 

Material adecuado

Cada vez existen mejores equipos y herramientas que facilitan las labores de mantenimiento, de control y de producción. Equipos que han mejorado y se han simplificado para facilitar su utilización, se han aumentado sus aplicaciones y se han reducido sus costes.

La utilización de equipos adecuados, mejora los procesos, facilita las tareas y reduce los tiempos de actuación, lo que se traduce en ahorro de dinero y esto implica que es necesario invertir en material para reducir costes.

 

Comunicación

La comunicación entre departamentos es fundamental para una lograr una perfecta sincronización a la hora de realizar los trabajos. Los departamentos han de tener un conocimiento profundo de las actividades y trabajos que realizan otros departamentos, para evitar duplicidad de acciones que puedan ralentizar los trabajos y para valorar el trabajo que se realiza en otros departamentos. Evitar disputas entre departamentos es imprescindible si se pretende alcanzar los objetivos de la empresa y obtener los mejores resultados posibles.

Por tanto, es necesario incidir en mejorar la comunicación, tanto interna como externa. Por una parte, debemos escuchar al cliente, estar al tanto de sus necesidades para poder mejorar nuestras propuestas de valor. Igualmente sucede con los proveedores, pueden ser aliados esenciales para innovar y mejorar nuestra oferta. Por otra parte, debemos escuchar a nuestros empleados, puesto que son el principal activo de la empresa y el motor de la innovación y de la mejora continua.

 

Liderazgo y Trabajo el equipo

Una mejora de la comunicación incide directamente tanto en el liderazgo, así como en el trabajo en equipo. Un líder ha de saber cómo comunicar y ha de ser capaz de escuchar a su equipo si quiere poder alcanzar los objetivos planteados. El líder tiene que disponer de las herramientas de comunicación  que faciliten su tarea.

De la misma forma, para que exista un buen trabajo en equipo, la comunicación ha de ser constante. No hay que confundir equipo de trabajo con trabajo en equipo, no toda la gente que trabaja en un equipo de trabajo sabe como trabajar en equipo.

 

La industria es un puntal de la economía de un país, por lo que una mejora de este sector incidirá directamente en el crecimiento económico. La reindustrialización es una tendencia actual y creciente, por lo que las empresas del sector que apuesten por optimizar procesos y sistemas serán líderes en este proceso.

 

Allí donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”. Peter Drucker

 

Y tú qué opinas:

  • ¿Es necesario el proceso de reindustrialización?
  • ¿Consideras que dicho proceso incidirá en el PIB?
  • ¿Crees que habría que incluir alguna clave más aparte de las mencionadas?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Networking empresarial, colaboración y crecimiento

 

Ultimamente se habla mucho acerca del networking y de las posibilidades que se pueden producir para generar negocio. Pero, ¿estas sesiones pueden ser útiles para el sector industrial?
 
Networking, crecimiento empresarial

Las sesiones de networking se pueden realizar en diversos formatos, elevator pitch, speed networking, grupos de trabajo o afterwork. Independientemente de cual sea el formato, el objetivo es facilitar la posibilidad de conocer personas relacionadas con tu sector profesional.

Las sesiones de networking son reuniones de profesionales en las que se busca generar oportunidades de negocio. Generalmente estas sesiones se suelen relacionar más con emprendedores o empresas de reciente creación.

El principal problema que he visto en estas reuniones y por la que considero que no terminan de funcionar, es que las personas que asisten van con la idea de vender, no con la idea de escuchar. Si vas solo con la idea de vender, puedes perder muchas oportunidades, puesto que nunca sabes quién puede estar detrás de la persona con la que estás hablando, es decir, a quién puede conocer, quizá tu cliente ideal.

Me he encontrado con muchas personas que solo asistían a las reuniones para vender. Cuando les preguntaba “¿por qué los demás van a comprar tu producto?”, respondían “es que es mi producto es muy bueno”. Entonces les comentaba de nuevo, “¿qué te hace suponer que ellos están dispuestos a comprar? Seguramente el producto de los demás también sea muy bueno, y si todo el mundo viene a vender, entonces ¿quién va a comprar?

Mentalidad abierta y capacidad de escucha son claves a la hora de aprovechar las reuniones de networking. Desde mi punto de vista las reuniones sirven para ver posibilidades de colaboración, no para vender. Es muy difícil conseguir una venta directa y lo más probable es que, con quien hables en la reunión, no sea tu cliente.

Sin embargo sí que puedes darte a conocer y dar el primer paso para poder establecer una relación de confianza. Puede que la persona con la que estás hablando no sea tu cliente, pero a lo mejor podría conocer a quien puede ser tu cliente, y sólo te recomendará si consigues ganar su confianza.

Una de las condiciones imprescindibles para que un networking sea efectivo es que se realice un seguimiento posterior tras la reunión, es decir, analizar los contactos realizados para contactar de nuevo con quien te pueda interesar y tener una nueva reunión en la que se pueda ampliar la información y ver las posibilidades de colaboración que puedan existir.

Entablar una relación de confianza solo se consigue con tiempo. Por tanto, para que el networking sea efectivo ha de plantearse una estrategia a medio plazo, es muy difícil que se consigan resultados de forma inmediata.

¿Pueden ser interesantes las reuniones de networking para empresas del sector industrial?

Desde mi punto de vista, sin duda. Creo que es muy beneficioso que las empresas se comuniquen, que compartan experiencias y conocimiento. De hecho, he visto como este proceso se realiza de forma natural en cursos de formación organizados por terceras empresas. En estos cursos,  suelen producirse charlas entre las empresas que participan en los intermedios, en los que se comparten experiencias, agradeciendo los participantes este intercambio de información.

 

“El conocimiento no se gasta por compartirlo, sino que aumenta su valor”

 

No obstante, pese a que existe este interés por compartir, también existe inmovilismo ante la oportunidad de organizar reuniones específicas de networking o intercambio de experiencias o conocimiento.

Por mi parte, creé el Foro I.T.I. con la intención de favorecer el networking entre empresas del sector industrial, así como para organizar jornadas divulgativas en las que se pudiera compartir conocimiento y nuevas soluciones que pudieran existir en el sector, así como facilitar la posibilidad de colaboraciones entre empresas.

Inicialmente, la receptividad de las empresas fue muy buena, a todas las empresas consultadas les pareció muy buena idea. Se organizaron un par de reuniones de presentación del Foro I.T.I. y también se organizaron un par de jornadas divulgativas, una en Getafe (en colaboración con la Comunidad de Madrid) y otra en Tres Cantos (dentro del II Foro Economía de Tres Cantos).

Pero una cosa es que algo parezca una buena idea y otra es participar activamente. “No tengo tiempo”, “creo que debería asistir mi jefe”, “cómo voy a hablar con mi competencia”, son alguna de las excusas que se utilizaron para evitar la asistencia a los diferentes eventos.

  • No tengo tiempo: indudablemente el día a día hace que no se disponga de mucho tiempo para hacer cosas nuevas, lo sé por experiencia propia. No obstante, ¿es posible que puedas encontrar la solución a un problema, porque otras empresas hayan pasado por esa dificultad y puedan compartir su experiencia en una reunión?
  • Creo que debería asistir mi jefe: puede que sea así o que sea una excusa para no asistir a una reunión. Si crees que debería ir tu jefe, ¿se lo comentas? Y si asistes a una reunión, ¿te podría ayudar a ti o quizá podrías compartir con tus compañeros lo que has aprendido?
  • Cómo voy a hablar con mi competencia: y si ¿en vez de como competencia, ves a la otra empresa como un posible colaborador? Las empresas del sector del automóvil mantienen una dura competencia, no obstante también se agrupan en asociaciones (como por ejemplo la ANFAC) en las que se realizan colaboraciones y se buscan acuerdos o soluciones que puedan beneficiar al  conjunto de empresas.

Por otra parte, también se dan colaboraciones bien entre empresas o bien con otras organizaciones, como por ejemplo Universidades. En mi caso, he vivido la colaboración entre una empresa, en la que trabajaba, y una Universidad. La empresa ofrecía a la Universidad proyectos reales en los que el personal de la Universidad tenía la oportunidad de realizar un trabajo de campo, mientras que la Universidad ofrecía a la empresa investigadores cualificados. De esta forma ambas partes se beneficiaban de la colaboración y también se conseguía reducir costes.

Creo firmemente en la necesidad de potenciar el sector industrial para aumentar su incidencia en el PIB y lograr una mejora de la economía, lo que supondría también un aumento del empleo. El networking industrial es una herramienta que puede ayudar al crecimiento del sector.

  

Y tú qué opinas:

  • ¿Has asistido a una sesión de networking?
  • ¿Consideras que la colaboración entre empresas puede ser positiva?
  • ¿Crees que el intercambio de información y experiencia puede ser beneficioso para el sector industrial?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

 

Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

 

Lubricación, herramienta fundamental de mantenimiento

 

Durante 9 años he sido el responsable de lubricación en una empresa de proceso continuo. Un puesto poco usual en la industria, pero que considero que es muy importante para una correcta gestión del mantenimiento. El presupuesto que se dedica a lubricación puede ser elevado (en mi caso contaba con un consumo de aceite de más de 60.000 litros de aceite anuales, generándose un presupuesto de más de 400.000 €), sin embargo en demasiadas ocasiones no se le da la importancia necesaria y no se invierte lo necesario para poder contar con equipos adecuados, ni para formación, ni para poder realizar las mejores prácticas.

 

Lubricación industrial

 

Al no darse la suficiente importancia, muchas veces el personal que se dedica a esta labor viene rebotada de otros departamentos, no está formado adecuadamente y en demasiadas ocasiones incluso se llega a menospreciar su labor. Por otra parte en demasiadas ocasiones no se da prioridad a los trabajos de engrase y otras veces se realiza cuando no hay otra cosa que hacer.

Es curioso, no se le da la suficiente importancia a la lubricación y sin embargo es la principal causa de las averías mecánicas se suelen producir por diversos problemas de lubricación:

  • Falta de lubricación que puede provocar un desgaste de las piezas en contacto.
  • Exceso de lubricación que provocar un exceso de temperatura de funcionamiento.
  • Contaminación en el fluido lubricante.
  • Utilización de un lubricante inadecuado.

Es decir, para invertir no es importante, pero para echar la culpa por la avería si. Incongruente, ¿verdad? Pero desgraciadamente cierto. Analicemos ahora cada uno de los problemas planteados con casos prácticos.

Falta de lubricación

Puede darse por una frecuencia de engrase inadecuada o por una cantidad de grasa inferior a la necesaria. Puede que no se haya calculado correctamente la cantidad de lubricante o la frecuencia, o bien puede ser que no se haya tenido en cuenta las condiciones de funcionamiento reales del equipo.

Una cantidad  inadecuada de grasa o aceite, bien sea por poca cantidad o por excesivo tiempo entre engrases, provoca una deficiente capa de lubricación, provoca fricción entre las piezas móviles, lo que puede generar un desgaste excesivo de las piezas o una disminución de la capacidad lubricante.

Exceso de lubricación

En este caso nos encontraríamos en el caso opuesto, el sobreengrase, bien por un exceso de cantidad de lubricante o bien por un tiempo demasiado próximo entre engrases. En este caso tendríamos un sobrecalentamiento del equipo debido a una elevada temperatura de funcionamiento, lo que puede provocar un desgaste prematuro o un mal funcionamiento.

Una causa del sobreengrase puede ser de nuevo un cálculo erróneo del periodo de engrase o de la cantidad de lubricante a utilizar. Otra causa del sobreengrase suele ser el “echa más grasa, que no falte, más vale que sobre”.

Contaminación

La contaminación puede darse por una manipulación inadecuada del lubricante, por una mala práctica en el propio engrase o por un mal sellado del equipo ante unas condiciones ambientales adversas (polvo, calor, frío, …). La contaminación puede por ser agua o un fluido de proceso, por partículas o por otro lubricante. En cualquier caso, con la contaminación se ven afectadas las propiedades del lubricante.

  • El agua puede generar óxido o dificultar la capacidad de lubricación.
  • Las partículas pueden provocar desgaste en la superficie de los materiales en contacto.
  • Otro lubricante o fluido diferente puede provocar incompatibilidad que genere reacciones que afecten a la lubricación o a los materiales del equipo.

Lubricante inadecuado

Aunque a veces existe la creencia de que “cualquier grasa vale para todo”, esto no es así. Existen distintos lubricantes para las diversas aplicaciones y condiciones existentes.

Por ejemplo, en el caso de un rodamiento sometido a altas cargas de funcionamiento y bajas rpm, las propiedades de la grasa deben soportar dichas cargas. La cantidad tabién influye a la hora del engrase, por lo que en eeste caso estaríamos hablando de rellenar el soporte de rodamientos al 70% de su capacidad.

Sin embargo, si el rodamiento es de un ventilador de alta velocidad, la grasa dedebría ser bastante fluida y tener un factor de velocidad elevado, se comportaría casi como un aceite. En este caso el soporte se podría rellenar a un 30% de su capacidad.

 

En todos estos casos las consecuencias son desgaste de piezas en los equipos y averías, en algunos casos irreversibles y que pueden generar grandes pérdidas, no solo por el coste de la sustitución del equipo, sino por las producidas por la pérdida de producción debido al elevado tiempo de reparación de la avería.

Pero si realizamos una lubricación adecuada podemos evitar esos costes e incluso podemos lograr grandes beneficios al disminuir el índice de averías aumentando así la disponibilidad para poder aumentar la producción. La formación ayudará a tomar conciencia y realizar buenas prácticas a la hora de realizar el engrase. También podemos aprovechar las posibilidades que nos ofrece la lubricación para poder realizar tareas de mantenimiento predictivo.

 

Buenas prácticas

  • Buen almacenaje de los productos, identificándolos para evitar mezclas y usos erróneos.
  • Cerrar bien los envases para evitar la contaminación.
  • Mantener las condiciones ambientales, evitando la humedad y la condensación.
  • Equipos adecuados, bombas de engrase, de trasvase, …, y no utilizar un mismo equipo para diversas aplicaciones o limpiarlo antes de cambiar de aplicación.
  • Limpiar antes y después los puntos de engrase, evitando así la contaminación.
  • Elección del tipo de lubricante, aplicaciones especiales necesitan lubricantes adecuados. A veces es muy difícil unificar productos.
  • Equipos de filtración en modo riñón para disminuir niveles de contaminación, complementando a los filtros en línea.
  • Equipos de descontaminación como purificadores centrífugos o de vacío, para evitar la contaminación por agua.

 

Mantenimiento predictivo

También podemos utilizar la lubricación para conocer el estado de los equipos y anticiparnos así a posibles averías. Con los análisis de aceite podemos mantener controlados los parámetros que nos muestran tanto el estado del lubricante como el posible desgaste de los equipos. Algunos de estos parámetros son: oxidación (envejecimiento), acidez, cantidad de aditivos, cantidad de agua (ppm), cantidad de partículas (ISO o NAS).

Desde mi experiencia es una práctica que reporta grandes beneficios, por una parte ahorrando cambios innecesarios de lubricante cuando su estado es óptimo y por otra ayudando a detectar averías.  Los equipos que se pueden controlar con análisis son principalmente centrales de lubricación e hidráulica y grandes reductores, dependiendo de su criticidad en el proceso. La frecuencia de la toma de muestras depende de los equipos y de su funcionamiento, en mi caso las frecuencias oscilaban entre 2, 3 o 6 meses para las tomas de muestras.

Con el análisis de grasas vamos a ver las propiedades de la grasa y su desgaste. En mi caso, este tipo de análisis apenas no los realizaba, aunque si que pueden servir tras una avería para identificar sus causas.

 

En definitiva, las malas prácticas de lubricación pueden generar un coste que es evitable. Por otra parte es necesaria la concienciación de la importancia de la lubricación, tanto en su incidencia en el funcionamiento de los equipos como en su función predictiva para el control de los equipos y la disminución de las averías. Por tanto es imprescindible invertir, tanto en formación como en lubricantes adecuados, así como en equipos.

 
Y tú que opinas:

  • ¿Has vivido una experiencia similar en tu empresa?
  • ¿Se da prioridad a las tareas de lubricación?
  • ¿Se valora la importancia de la lubricación en tu empresa?
  • ¿Cómo crees que se puede mejorar?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 
Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

 

¿Formar a los empleados o subcontratar especialistas?

 

Esta es una pregunta que nos podemos plantear a la hora de optimizar la gestión de la empresa, ¿debemos formar a nuestros empleados o quizá es mejor subcontratar el servicio de especialistas en una materia determinada?

La verdad es que es complicado responder a esta pregunta, ¿o quizá no? Al final, la decisición debería tomarse en función de la utilidad y rentabilidad de cada una de las opciones.

Trabajo especializado

 

Caso práctico: Mantenimiento Predictivo

Durante 9 años trabajé  en el departamento de mantenimiento preventivo de una empresa de proceso continuo. Este departamento no suele ser muy habitual en la industria, más bien suele estar englobado dentro del departamento de mantenimiento mecánico o, lo más usual, suele estar incluido dentro de lo que es el departamento de mantenimiento.

Una de las tareas de este departamento era supervisar la inspección, medición y control de equipos mediante técnicas predictivas, principalmente el análisis de vibraciones. La toma de datos y análisis la realizaban 3 técnicos especialistas y eran supervisados por un jefe de equipo. A lo largo de la semana realizaban varias mediciones en diversas rutas y análizaban dichos datos, es decir, era una tarea casi diaria en la que se realizaban análisis de multitud de equipos con el objetivo de detectar posibles problemas.

Pero, ¿es posible y necesario este despliegue de medios en todas las empresas? La respuesta es no, el coste que supone en formación de técnicos y en compra de equipos lo hace inviable en la mayoría de las empresas, y no es una cuestión de dinero disponible sino de la conveniencia de la inversión.

Analicemos en detalle la cuestión:

Formación de los técnicos

Existen varios niveles de formación para analista de vibraciones, pero no es solo la formación, es necesario meses de práctica para poder llegar a ser un buen analista y poder detectar eficazmente una posible avería, su causa y recomendar la intervención necesaira para subsanar el problema.

Puede ser igual de perjudicial no detectar una avería como intervenir en un equipo sin necesidad. El analista novel suele actuar con exceso de precaución en ocasiones y puede recomendar intervenir en un equipo sin que exista una necesidad real, es decir, se interviene antes de tiempo.

Por tanto, estamos hablando de una formación de larga duración, primero la parte teórica, que es bastante breve, y de una parte práctica, que va a suponer bastantes meses (de 18 a 24) de práctica continuada para adquirir una capacidad adecuada de análisis y detección. El problema es si el analista podrá adquirir esa experiencia de forma continuada, es decir, si su trabajo va a ser de análisis diario o va a ser de forma esporádica.

Esa va a ser la pauta que nos va a permitir decidir entre formar a un técnico o subcontratar ese servicio especializado. Si, por ejemplo, nuestro técnico va a realizar rutas diarias o semanales, podemos plantearnos formar a ese técnico. Si, por el contrario, la toma de datos y análisis va a ser de caracter mensual, con pocos equipos que medir, sería aconsejable subcontratar ese servicio a un técnico especialista externo, eso si, siempre con una supervisión desde la propia empresa.

Inversión en equipos de medición

Los equipos de medida de vibraciones son bastante costosos, por lo que para poder obtener la máxima rentabilidad es necesario analizar el uso que se les va a dar a dichos equipos. Existen también equipos mucho más básicos que nos permite tener una información básica, mientras que podemos subcontratar el servicio de análisis más exhaustivo.

¿Puede ser necesaria la medición online de las vibraciones? Igualmente va a depender de la criticidad y frecuencia de medición. Existen nuevas posibilidades en este campo, desde medición y análisis en remoto, a la contratación del servicio y no de los equipos necesarios.

 

Caso práctico: Servicio Técnico

Otro caso puede ser la subcontratación de un servicio técnico especializado. En este caso el ejemplo es el del mantenimiento de unas soplantes de tornillo que funcionaban en la planta de depuración. Existía un servicio trimestral subcontratado para revisión y mantenimiento básico de dichos equipos. Además se realizaba una revisión general (con cambio de piezas) cada cinco años aproximadamente dependiendo de las horas de funcionamiento. Se planteó reducir costes y realizar esta revisión de forma interna.

En este caso el problema era que había que formar al personal en las características de estos equipos, puesto que era un trabajo sumamente especializado. Al ser esta revisión cada cinco años, esa formación perdería eficacia puesto que no iban a intervenir en esos equipos habitualmente, por lo que podía suponer un riesgo realizar la revisión general con personal sin la experiencia adecuada en la revisión de esos equipos. Por otra parte, el coste de mantenimiento era similar, puesto que el principal coste estaba en los repuestos.

Finalmente se decidió que lo más adecuado era mantener el mantenimiento subcontratado y realizar la revisión general también con el personal especializado del fabricante.

 

En resumen, a la hora de decidir si es aconsejable la formación de los empleados o la subcontratación del servicio, es imprescindible analizar los diversos factores que pueden influir en dicho servicio para ver la idoneidad de la opción a elegir .

 

Y tú que opinas:

  • ¿Consideras necesario recurrir a especialistas externos a la empresa?
  • ¿Es necesaria la formación continuada para mejorar la calidad del servicio?
  • ¿Crees que una estrategia adecuada de externalización podría ahorrar costes de mantenimiento?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 
Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!

 

 

Seguridad laboral, ¿precaución o necesidad?

 

¿Se valora lo suficiente la seguridad en el trabajo? Se cumplen las normas de seguridad por compromiso o por convicción? ¿Es la seguridad laboral una prioridad o una obligación

 

Foto de trabajo en altura

 

Desde mi punto de vista, uno de los puntos clave a la hora de realizar una correcta gestión de mantenimiento es la seguridad y la prevención de riesgos laborales. No obstante, considero que muchas veces no somos conscientes de la importancia que hemos de dar a las medidas de seguridad a la hora de realizar un trabajo. Frases como “si no pasa nada” suelen escucharse en demasiadas ocasiones, y desafortunadamente no siempre se cumple, es decir, muchas veces si que pasa algo y, desgraciadamente, en demasiadas ocasiones las consecuencias son graves.

Confiarse en exceso es una de las principales causas de los accidentes, la rutina o ese “no pasa nada”, provoca que se baje la guardia y no se preste la suficiente atención a todos los aspectos del trabajo. Por el contrario, incidir en la seguridad y marcar unas pautas claras de trabajo, si que hace que se realicen los trabajos con mayor confianza y que el trabajo se realice con una mayor concentración.

La formación y la concienciación son imprescindibles a la hora de fomentar la seguridad laboral. Los departamentos de seguridad han de ser los primeros defensores de la prevención y de la seguridad y han de creer firmemente en su utilidad, no deben actuar como simples consultores, algo que, desgraciadamente, he podido observar en varias ocasiones. Desinterés, evitar problemas, traspasar responsabilidades, son ejemplos de la falta de rigor existente en algunos casos. No creo que sea algo generalizado, sino casos aislados, pero que han de ser corregidos.

Por otra parte, el principal interesado en la seguridad laboral ha de ser el propio operario, algo que, en demasiadas ocasiones no sucede. A veces, el operario no valora la importancia de las medidas de seguridad y las ve como un estorbo para su trabajo. Sin embargo, en caso de accidente, el operario es la víctima, por lo que ha tomar las precauciones necesarias a la hora de realizar el trabajo. Equipos de protección como: casco, gafas de seguridad, mascarillas o equipos autónomos de respiración, arnés, medidores de oxígeno o gases, respetar los tiempos de trabajo y descanso, …, son equipos imprescindibles para realizar ciertos trabajos.

Aparte de la utilización de equipos de protección, también existen situaciones en las que han se han de realizarse unas operaciones previas a la ejecución del trabajo:

Descargo de línea

Aliviar la presión de la línea o vaciar de fluido las tuberías en las que se va a trabajar. Podemos encontrar diversos productos en tuberías como agua, fluido de proceso, productos químicos (alguno tóxico o corrosivo como ácido sulfúrico,…), vapor, …, que pueden influir a la hora de ejecutar el trabajo.

 

Candado eléctrico

Desconexión eléctrica del equipo para evitar que pueda arrancar por accidente el equipo o que pueda existir la posibilidad de cortocircuito o de descarga eléctrica. También se puede realizar una revisión con una cámara termográfica antes de abrir un cuadro eléctrico para verificar la ausencia de problemas eléctricos y evitar encontrarnos con alguna sorpresa al abrir dicho armario eléctrico.

 

Bloqueo neumático o hidráulico

Eliminar presión o dejar inactivo un circuito neumático o hidráulico que pueda tener influencia en alguna de las operaciones de mantenimiento que se van a realizar.

 

Espacios confinados

Se puede realizar un trabajo en un habitáculo de pequeñas dimensiones, con temperaturas fuera de lo habitual o que contenga productos que puedan ser peligrosos (por ejemplo tinas de productos químicos, centrales de lubricación o hidráulicas, instalaciones de vapor,…). En algunos casos será necesario la utilización de medidores de oxígeno o de gases tóxicos antes de entrar en dichos espacios, o también puede ser necesario el uso de equipos de protección, así como respetar los tiempos de actuación.

 

Trabajos con temperatura extremas

En estos casos es imprescindible respetar los tiempos de trabajo y de descanso, así como la utilización de equipos de seguridad. Pueden ser espacios confinados, como se ha mencionado anteriormente, o bien espacios abiertos aunque sometidos a temperaturas extremas.

 

Trabajos en altura

Aparte de una formación específica, es imprescindible la utilización de elementos de seguridad, como pueden ser el arnés o las líneas de vida. No solo consiste en llevar el arnés de seguridad, es imprescindible asegurarlo a un punto de anclaje para que sea eficaz. En demasiadas veces he visto operarios con el arnés pero sin asegurarlo a ningún punto de anclaje.
 

En definitiva, la seguridad es primordial a la hora de realizar cualquier trabajo y es preferible perder tiempo utilizando las medidas necesarias, que tener un accidente o perder incluso la vida.

 

Y tú que opinas:

  • ¿Consideras que la Seguridad ha de ser una prioridad o una obligación?
  • ¿Crees que existe implicación a todos los niveles dentro de la empresa a la hora de evaluar los riesgos y la seguridad?
  • ¿Piensa que a veces pueden ser excesivas algunas medidas de seguridad?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 
Angel Partida
Ingeniero Técnico Industrial
Fundador de “Mantenimiento & Mentoring Industrial

 

Si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo en las redes sociales o enviarlo por mail.  ¡¡¡Muchas gracias!!!